Seguridad Vial en Argentina: ¿Cuantos más debemos vivir para poder modificar nuestra realidad vial?

Nuestros país se caracteriza por una alta tasa de accidentes viales en proporción a su población y a la cantidad de vehículos que circulan. A diferencia de otros países, que han logrado disminuir la siniestralidad vial, en las últimas dos décadas en Argentina las estadísticas no han mejorado.

Nuestros país se caracteriza por una alta tasa de accidentes viales en proporción a su población y a la cantidad de vehículos que circulan. A diferencia de otros países, que han logrado disminuir la siniestralidad vial, en las últimas dos décadas en Argentina las estadísticas no han mejorado.

El próximo 10 de Junio se recuerda un nuevo Día de la Seguridad Vial. Esta fecha se eligió porque el 10 de junio de 1945, se oficializó el cambio de sentido de circulación y se pasó a manejar por la derecha, como en la mayoría de los países. Hasta ese entonces, los autos, en su mayoría de origen inglés con volante a la derecha lo hacían por la izquierda de las calles, avenidas y rutas. La norma fue establecida por la Administración General de Vialidad debido a la necesidad de reducir la cantidad de siniestros viales, producto del aumento de autos procedentes de los Estados Unidos desde la década del ‘20.

Desde ese momento, este día está dedicado a promover la educación vial como una estrategia para reducir los accidentes de tránsito y sus gravísimas secuelas, que, como se dijo anteriormente en Argentina alcanzan cifras dramáticas. Es un día que busca llamar la atención y concientizar a toda la sociedad sobre el tema.

El 11 de mayo de 2011, la Organización de Naciones Unidas declaró los años 2011-2020 como el “Decenio de Acción para la Seguridad Vial”, con el objetivo de incentivar a todos los gobiernos para que se propongan metas realistas de disminución de muertos y heridos en el tránsito y se comprometan en “acciones concretas” para alcanzarlas. Para esto, la ONU generó un Plan Mundial que contiene una guía de acciones destinada a la diversidad de actores sociales comprometidos con esta causa: gobiernos locales y nacionales, organizaciones no gubernamentales y empresas, entre otros.

Este año también se lanzó, entre el 17 y el 23 de mayo, la 6º Semana Mundial de Naciones Unidas para la Seguridad Vial con el lema #CallesParaLaVida, que propone que en las calles se establezca una velocidad máxima de 30km/h para salvar vidas. Este objetivo se enmarca en las metas del nuevo Decenio para la Seguridad Vial 2021-2030, que busca reducir un 50% la mortalidad en el tránsito. Se estima que dos tercios de las muertes en las calles de las ciudades pueden evitarse con la reducción a 30 km/h.

Educación, información y capacitación son las herramientas clave a la hora de llevar a cero las víctimas fatales por siniestros viales. Por eso, la educación vial debería ser una materia obligatoria en los planes de estudio de escuelas primarias y secundarias, para que la toma de conciencia del problema y su solución comience desde la primera infancia.

En la actualidad, resulta necesario que desde el Estado se asuma también, de manera seria y urgente, la pandemia de los siniestros de tránsito, que pese a los números escalofriantes, parece no tener repercusión ni ser atendida como debería.

Por lo anterior, en este año tan particular, y dentro del contexto del COVID 19, el próximo 10 de Junio -en el marco de la promoción de la educación vial, en todos los niveles de nuestra sociedad, como una herramienta fundamental y estratégica para reducir el número de siniestros viales- la Fundación Aprender, junto con la Asociación de la Justicia Municipal Bonaerense, realizará la charla “Seguridad Vial: la pandemia invisible”, vía zoom, de 14:30 a 16 hs. Los expositores serán: Carlos Rey (presidente de la Asociación de la Justicia Municipal Bonaerense), Juan José Cervetto (Subsecretario de Faltas de la Municipalidad de Tigre) y MartínGiesenow (presidente de la Fundación Aprender).

Puede inscribirse a la Jornada de Reflexión aquí.

Jornada de Reflexión